Esta ahogándose en deuda? Póngase en contacto con nuestro socio americano para ayudarle a volver al buen camino
MEJORE SUS FINANZAS
 
Usted está aquí: Artículos financieros > Crédito > Tipos de préstamos

Tipos de préstamos

Tipos de préstamos Los bancos y otras instituciones financieras ofrecen diferentes tipos de préstamos, los cuales pueden ser clasificados en dos categorías generales: préstamos o crédito a plazo fijo, y préstamos renovables o abiertos. En cada caso, el préstamo podría ser garantizado o no garantizado.

Un préstamo a plazo fijo implica pagos fijos con un horario de pago periódico, bien sea mensual, semanal, bimensual o anual. Aunque el monto total del pago periódico no cambia, las porciones del pago hacia interés y capital si fluctúan. La composición de cada pago hacia un préstamo es determinada por cuatro elementos: la cantidad restante del préstamo, la cantidad de pagos restantes y la periodicidad, la cantidad total de pagos en el plazo y la tasa de interés. A veces hay un elemento adicional a considerar, como en el caso de una cuota final superior a la media, conocido como un “balloon payment” en Norteamérica.

La cuota final en el caso del “balloon payment” es un monto restante después de que el último pago periódico es efectuado. Es un concepto parecido al del valor residual después del alquiler un equipo o vehículo, pero en el caso de un alquiler la cuota mayor es pagada a principio de mes. El beneficio de una cuota final mayor al resto de los pagos es que reduce el monto del pago periódico, debido a su amortización parcial, pero al final este déficit debe ser compensado con una cuota mayor al final del plazo, presumiblemente en un momento de más facilidad financiera para cubrir un gasto adicional.

Un crédito renovable o abierto es un monto que una persona puede retirar sin ningún previo aviso ni protocolo con tal de que sea por debajo de su límite personal. En este caso hay un pago mínimo obligatorio, basado en un porcentaje del saldo de la cuenta, pero siempre existe la posibilidad de utilizar aun más crédito después de efectuar un pago, con tal de que el saldo permanezca debajo del límite del cliente específico. El mejor ejemplo de este tipo de préstamo es una línea o tarjeta de crédito.

En muchos casos la institución financiera prestataria podría querer asegurarse su inversión tomando como garantía para el préstamo un bien personal del cliente. Aunque muchas veces es algo que impone el banco, puede ser una manera de obtener tasas de interés mas bajas. El tipo de préstamo respaldado mas común es la hipoteca, donde el inmueble facilita un préstamo grande a una tasa muy baja, además con una amortización larga y poco riesgo. Si por cualquier motivo un cliente para de efectuar sus pagos hipotecarios, el bajo tendrá el derecho de adueñarse de la propiedad. De la misma manera, la falta de pago hacia un vehículo financiado podría resultar en la reposesión del bien.

En cuanto a los bienes de una empresa, si por alguna razón los bienes físicos no pueden ser usados como garantía, todavía se puede respaldar un préstamo considerando las cuentas por cobrar y el inventario una garantía o respaldo. De esta manera, si la empresa llega a ser insolvente con sus pagos, el banco puede apoderarse del inventario y futuros ingresos para repagarse a si mismo.

En el caso de un préstamo no garantizado, la institución financiera tomara su decisión basándose en la capacidad y buena voluntad percibida del cliente. Consecuentemente, las tasas de interés serán más elevadas sin ninguna garantía.

 
Declaración de privacidad | Descargo de responsabilidad | Expresiones de gratitud | Youtube | RSS
¡Visite Credit Finance + para aprender como mejorar sus finanzas personales! Bienvenidos los visitantes de México.
Derechos de Autor 2008-2019 creditfinanceplus.com. Queda prohibida la reproducción de cualquier parte sin permiso.