Esta ahogándose en deuda? Póngase en contacto con nuestro socio americano para ayudarle a volver al buen camino
MEJORE SUS FINANZAS
 
Usted está aquí: Artículos financieros > Inversiones > Explicando una posición larga y corta al invertir

Explicando una posición larga y corta al invertir

Explicando una posición larga y corta al invertir Hay dos posiciones principales relacionadas con las fluctuaciones de un valor: una posición corta y una larga. Algunos inversores se benefician si el mercado sube, mientras que otros se beneficiarán si baja. Esto es demostrado con el símbolo bursátil del toro y el oso, los cuales representan polos opuestos en la tendencia del mercado. El toro representa a los inversores "optimistas" que operan con la creencia de que el mercado subirá, mientras que el oso representa a los inversores "bajistas", quienes orientan sus acciones con la expectativa de que el mercado disminuirá. Veamos las características de ambas posiciones.

Posición larga

La posición larga es la posición natural adoptada por la mayoría de inversores, y proviene de poseer títulos valores. Cuando un inversionista compra una acción, espera que este gane valor para eventualmente revenderla a un precio más alto, o para cobrar dividendos. La idea principal de la posición larga es que el inversor mantiene las acciones que compró por un período de tiempo, y gana si las acciones aumentan de valor.

Esta posición larga también existe con derivados. Por ejemplo, cuando un comerciante bursátil compra una opción de compra (u opción call), espera últimamente que el valor de las acciones subyacentes aumente. Una call es una opción de compra que le otorga el derecho al titular (pero no la obligación) de comprar productos financieros definidos a un precio específico y durante un tiempo determinado. Si las acciones subyacentes aumentan de valor en el momento en que el titular cumple con su acuerdo de opción, el precio de compra predefinido de las acciones será menor que su valor de mercado y, por lo tanto, será rentable para el inversor.

Se puede observar una posición similar cuando un inversor vende una opción de venta, (u opción put). Un put sigue la misma lógica que una llamada, pero con fines de venta. Es una opción de venta que le otorga el derecho al titular (pero no la obligación) de vender productos financieros definidos a un precio específico y durante un tiempo determinado. Quien vende el put espera que el valor del activo subyacente aumente, porque si disminuye, entonces el titular tendrá que comprar el producto al precio predefinido, que será más alto que su valor de mercado. Si no se cumple el acuerdo de opción, el titular que vendió la opción gana al vender una opción de venta no utilizada.

Posición corta

La posición corta es poco natural, pero está muy presente en el mercado financiero. Esta posición proviene de las ventas en corto, donde un especulador vende valores sin poseerlos. El principio de la venta en corto implica pedir prestado un valor para cobrar su venta de inmediato, solo para volver a comprarlo más tarde, preferiblemente a un precio más bajo. Básicamente, un corredor toma prestadas acciones y luego las vende a precio de mercado para el especulador. Esto es lo que llamamos una posición corta donde el especulador espera beneficiarse de la devaluación de las acciones; vende el valor a un precio más alto justo antes de que se devalúe, y luego lo compra a un precio más bajo.

Tomando el mismo ejemplo de venta en corto, pero con opciones, un inversor está en una posición corta cuando compra una opción de venta (put). Él inversor especula que el precio de los valores subyacentes bajará, y luego se beneficia al venderlos al precio de opción predefinido, el cual sería más alto que el valor de mercado. Similarmente, al vender una opción de compra (call); el dueño de la opción no comprará las acciones al precio de opción predefinido si las acciones se devaluaron, porque entonces el precio de mercado sería más bajo que el precio de la opción.

Compra de acciones versus ventas en corto

Un inversor ganará de las fluctuaciones del mercado financiero, se encuentre en una posición larga o corta. La compra y la venta en corto de acciones (o de cualquier otro valor) son dos acciones opuestas y exclusivas. Un inversor ganará de una acción que aumenta de valor, pero si este disminuye, el vendedor en corto se beneficiará. Matemáticamente, la ganancia de uno sería la pérdida del otro, y viceversa.

Como ejemplo, tomemos un escenario donde una acción vale en el valor de mercado $10.00 y este aumenta a $15.00, excluyendo el costo de la transacción. El inversor que compró la acción a $10.00 podría obtener una ganancia de $5.00, mientras que el que la vende en corto (que cobra la venta a $10.00 y luego la compra nuevamente a $15.00) perderá $5.00. Si, en cambio, la acción se devalúa a $3.00, el que la compró estaría perdiendo $7.00 y el que la vendió en corto obtendría una ganancia de $7.00.

Adicionalmente, a diferencia de poseer acciones, las ventas en corto no pueden ser indefinidas. Cuando se vende en corto, el que cobró la venta de las acciones prestadas está obligado a volver a comprar las acciones al valor de mercado, y en un momento predefinido. En contrario, si el inversor posee las acciones, nunca se ve obligado a vender.

El peor de los casos cuando se posee una acción es ver su valor caer a cero. En este caso, la pérdida se limita a su precio de compra. Cuando se vende en corto, el peor de los casos sería que el valor de la acción aumente indefinidamente, lo que podría llevar al inversor a una pérdida infinita.

Cuando se trata de ganancias, la ganancia máxima cuando se vende en corto es el precio de compra de la acción. En contrario, si posee la acción, la ganancia podría ser ilimitada. La venta en corto es entonces más riesgosa que poseer acciones ya que la pérdida puede ser infinita, y las ganancias están limitadas al valor de la acción.

¿Cuándo vender en corto?

Las acciones de un inversor están basadas en si cree que el mercado subirá o bajará. La posición larga es la más utilizada por inversores, mientras que la posición corta está reservada para jugadores con más experiencia. De hecho, los vendedores en corto a menudo son culpados en tiempos de crisis debido a su influencia y presión a que el mercado baje. En pocas palabras, inversores deben calcular bien sus acciones o las pérdidas infinitas podrían volverse realidad. Es importante monitorear de cerca su cartera, o dar el mandato a inversores con mas experiencia.

 
Declaración de privacidad | Descargo de responsabilidad | Expresiones de gratitud | Youtube | RSS
¡Visite Credit Finance + para aprender como mejorar sus finanzas personales! Bienvenidos los visitantes de México.
Derechos de Autor 2008-2019 creditfinanceplus.com. Queda prohibida la reproducción de cualquier parte sin permiso.