Esta ahogándose en deuda? Póngase en contacto con nuestro socio americano para ayudarle a volver al buen camino 1-844-515-2806
MEJORE SUS FINANZAS
 
Usted está aquí: Artículos financieros > Impuestos > Impuestos sobre los ingresos por inversiones en Canadá

Impuestos sobre los ingresos por inversiones en Canadá

Impuestos sobre los ingresos por inversiones en Canadá Hay cuatro tipos de inversiones cuando se trata de impuestos sobre la renta en Canadá; los ingresos por intereses y otras inversiones, los dividendos elegibles, los dividendos no elegibles y las ganancias de capital. Estos cuatro tipos de ingresos son incluidos en los mismos tramos de impuestos provinciales y federales que el de empleo, pero la mayoría a un monto y una tasa modificada. La tasa marginal es aplicada al ingreso de la inversión, y los cálculos comienzan después del último ingreso recibido. Sin embargo, aún pueden alcanzar tramos superiores, y cada tipo de ingreso de inversión es tratado de manera diferente.

Intereses y otros ingresos por inversiones similares

Los ingresos por intereses provienen de inversiones tales como los Bonos de Ahorro de Canadá, Certificados de Inversión Garantizada (GIC), Letras del Tesoro, Bonos Strips, dividendos extranjeros y otros tipos de inversiones similares.

No se aplica ningún tratamiento favorable, a menos que la inversión este registrada bajo el Plan Registrado de Ahorro para el retiro (RRSP) o bajo una Cuenta de Ahorro libre de impuestos (TFSA), que en parte están exentos de impuestos. Los intereses y otros ingresos por inversiones están sujetos a impuestos como ingresos adicionales por empleo (salario), y las tasas y tramos impositivos utilizados son los mismos que en el tramo de ingresos por empleo.

Dividendos de empresas Canadienses

Los dividendos son ingresos por inversiones derivados de las acciones de una empresa. Como accionista, usted es dueño de parte del negocio y, a veces, tiene el privilegio de recibir una parte de las ganancias. Las tasas impositivas sobre dividendos son más bajas que las tasas sobre los ingresos laborales ya que los dividendos son la distribución de las ganancias del negocio después de impuestos; por lo tanto, el gobierno ya recaudó impuestos sobre las ganancias de la compañía. Los gobiernos evitarán de cobrar impuestos sobre el mismo ingreso dos veces, sin embargo, dado que los individuos pagan impuestos más altos que las corporaciones, hay una porción restante que será gravada y deberá ser pagada por el individuo.

El principio del cálculo es de tomar los dividendos que se habrían distribuido antes de impuestos, deducir de los impuestos personales la parte aplicable a la corporación, y luego cobrar la diferencia aplicable a la persona. Para hacerlo, los dividendos se incrementan en una tasa bruta para reflejar hipotéticamente los dividendos distribuidos antes de los impuestos corporativos. Después de eso, los dividendos recaudados son introducidos en el tramo impositivo personal, pero la tasa del respectivo tramo impositivo es reducido por el crédito tributario por dividendos (DTC). El DTC es una tasa equivalente a la tasa impositiva corporativa federal y provincial.

A continuación, se ilustra un ejemplo para ayudar a comprender mejor este concepto, pero primero debemos entender las diferentes tasas asociadas con los dos tipos de dividendos.

Desde el punto de vista fiscal, existen dos tipos de dividendos emitidos por empresas canadienses, y ambos tienen impuestos diferentes: los dividendos canadienses elegibles y los no elegibles. Los dividendos elegibles son gravados favorablemente, a diferencia de los dividendos no elegibles, que implican tasas de crecimiento bruto más bajas y DTC. Los dividendos elegibles provienen de empresas que están sujetas a la tasa general de impuestos corporativos, y los dividendos no elegibles son emitidos por empresas que se benefician de deducciones de pequeñas empresas. Dado que las empresas que son elegibles a las deducciones de pequeñas empresas, y están pagando a una tasa impositiva más baja, la tasa de crecimiento bruto y el DTC disminuyen y, por lo tanto, aumentan los impuestos personales.

En el 2018 y 2019, la tasa de crecimiento bruto (que es aplicada en todas partes en Canadá) era del 38% para los dividendos elegibles. Para los dividendos no elegibles era del 16% en 2018 y de 15% en el 2019. El DTC federal para dividendos elegibles fue 15.02% y el DTC de pequeñas empresas para dividendos no elegibles fue de 10.0313% en el 2018 y 9.0301% en el 2019. A nivel provincial, cada provincia registra una tasa impositiva corporativa diferente, por lo que cada una tiene sus propias tasas DTC. Estas tasas no son progresivas, se mantienen fijas y disminuyen la tasa de impuestos sobre dividendos recaudados para cada tramo.

Si tomamos por ejemplo dividendos elegibles de $100.00, el ingreso incluido en el tramo de impuestos (después de aplicar la tasa bruta de crecimiento de 38%) será $138.00 calculado de la manera siguiente: $100.00 * (1 + 38%) = $138.00. Este será el monto imponible y combina las tasas federales y provinciales aplicables.

Entonces, si tomamos una tasa impositiva individual de 40%, el impuesto debido sería 40% * $138.00 = $55.20. Sin embargo, el DTC federal de 15.02% y el DTC provincial de 14.98% (DTC hipotético para redondear el cálculo) reducirá la tasa impositiva de 30% (15.02% + 14.98% = 30%), lo que sería una deducción de $138.00 * 30% = $41.40. El impuesto a pagar sobre los dividendos de $100.00 entonces será $55.20 - $41.40 = $13.80, lo que termina siendo 13.8% en lugar de 40%.

En este ejemplo puede ver que los dividendos recaudados incluidos en los tramos de impuestos son los que son utilizados, lo que significa que el cálculo de impuestos se realiza en una cantidad mayor que la cual realmente recibió. En consecuencia, los dividendos recaudados alcanzarán un nivel impositivo superior más rápidamente, lo que no juega a favor de los inversores. En el caso de que el ingreso laboral sea muy bajo, es posible que los dividendos tengan una tasa impositiva negativa porque las tasas del primer tramo son bastante bajas y los DTC son fijos. El monto negativo no es un reembolso, solo disminuye los impuestos a pagar.

Los factores y las tasas utilizadas en los dividendos son una estimación creada por los gobiernos para facilitar los informes fiscales. Los factores de crecimiento bruto en los que se incrementan los dividendos para obtener dividendos antes de impuestos y el DTC, en realidad no reflejan una transferencia exacta de impuestos corporativos a impuestos sobre la renta personal, pero el resultado puede ser muy cercano. El gobierno tiene como objetivo establecer una ecuación que les traerá aproximadamente la misma cantidad de impuestos corporativos al final, sin importar cómo una empresa redistribuya sus ganancias. Además de esto, las tasas y factores pueden ser reajustados cuando las tasas de impuestos corporativos fluctúan; si disminuyen, la tasa de DTC también disminuirá.

Ganancias de capital

Las ganancias de capital derivan de la venta de un título financiero o la venta de una propiedad de bienes raíces que aumentó en valor desde su precio de compra inicial. Vender y cobrar una acción o bienes inmuebles a un precio más alto que su valor de compra original (neto de los costos de transacción) es otra forma de ingresos por inversiones, y en el mundo fiscal, se trata de manera diferente a otras inversiones.

Su cálculo de impuestos es simple; solo la mitad de los ingresos de la ganancia de capital están sujetos a impuestos, y en el caso de bienes raíces, los impuestos solo se aplican si no es la residencia principal del propietario. En esta situación, tendemos a aplicar la mitad de la tasa marginal en toda la ganancia de capital, lo cual no es totalmente exacto. El impuesto sobre la renta en Canadá se aplica en varios tramos de renta a una tasa progresiva. La tasa aumenta por cada grupo de ingresos en lugar de una tasa sola sobre el ingreso total. Por lo tanto, si solo la mitad de la ganancia de capital está sujeta a impuestos, debe considerar todos los otros ingresos para poder aplicar el tramo de impuestos correcto.

Otra ventaja fiscal de las ganancias de capital es que solo están sujetas a impuestos cuando el activo se vende y el monto es cobrado, y cuando por las ganancias de la transacción se hayan obtenido. Si bien el impuesto sobre los ingresos por intereses y dividendos son pagados anualmente, usted puede retener una acción, un bono o una propiedad por un tiempo indefinido con el objetivo de que se aprecie y gane valor, sin tener que pagar el impuesto sobre la renta, hasta su venta.

Diferenciar entre intereses, dividendos y ganancias de capital en su cartera

Las diferentes reglas impositivas aplicables a los ingresos por inversiones deberían influir sus decisiones al invertir. Por ejemplo, para obtener el mismo resultado después de impuestos, los dividendos y las ganancias de capital requieren un rendimiento más bajo que los ingresos por intereses ya que no están sujetos a impuestos tan severos. Adicionalmente, los aspectos de riesgo y duración del plazo deben tomarse en consideración ya que van a influir que tipo de inversión decida obtener para su cartera. Es importante comprender el impacto que tiene el impuesto sobre la renta en las diferentes inversiones para poder tomar una buena decisión.

 
Declaración de privacidad | Descargo de responsabilidad | Expresiones de gratitud | Youtube | RSS
¡Visite Credit Finance + para aprender como mejorar sus finanzas personales! Bienvenidos los visitantes de México.
Derechos de Autor 2008-2020 creditfinanceplus.com. Queda prohibida la reproducción de cualquier parte sin permiso.